martes, 29 de mayo de 2007

Muy cerca de Buenos Aires



Alla por el 1600 y el 1700 España y Portugal se repartieron gran parte del mundo. En ese reparto tuvieron muchas disputas. Pero quizas la mas grande de ellas fue por un enclave en la banda oriental del Rio de la Plata. Esa joya por la que tanto pelearon, que tantas vidas costo a uno y otro, es hoy Patrimonio Mundial: La Colonia del Sacramento.
Una obra de arte, compuesta de pequeñas caller de piedra, iluminada por antiquisimos faroles, con casas de cubiertas de teja, azulejos e historia. Con restaurantes y hoteles que la respetan. Tambien es una puerta de entrada a la ciudad, a la region, y al pais.
El Barrio Historico se une con el puerto de Yates. Este a su vez con una rambla que lleva a la Plaza de Toros, el Hipódromo y el Frontón. Al costado del camino la blanca arena invita a caminar descalzo. Como todas las playas del departamento.
A pocos kilómetros se puede visitar el Parque Anchorena, la estancia presidencial, donde abundan los ciervos, jabalíes, pajaros y especies arboreas de todo tipo.
Siguiendo al norte uno encuentra la estancia “de Belen”, conocida como “La Calera de las Huerfanas”. Una construccion historica de la epoca jesuitica, que fue administrada por el padre del Gral. Jose de San Martin, a fines de 1700. Mas al norte la ruta nos lleva a Carmelo, un reducto muy conocido por los argentinos que arriban en sus lanchas y veleros a pasar los fines de semana.
La belleza de Colonia y el hecho de ser la puerta de entrada a toda esa zona litoraleña, quiza explique los motivos por los que los portugueses y españoles se la disputaron con tanto ardor. Tambien lo acertado de que hoy sea Patrimonio del Mundo entero.



Historia Compartida
(De revista “Pais Natural”).